sábado, 24 de noviembre de 2012

Capítulo 25

Sé que llevo mucho tiempo sin actualizar el blog y una vez más os pido perdón. Aquí tenéis por fin el capítulo 25. Como siempre, espero que os guste.





Vuelvo al salón y me siento en el suelo, abrazándome las piernas con los brazos y apoyando la barbilla en las rodillas. Mi madre posa su mano en mi hombro y me da un cálido apretón, al que yo intento responder con una falsa sonrisa, antes de que se vaya a la cocina.
Prim se levanta del sofá y se sienta a mi lado, en la misma posición que yo. En su rostro aniñado se mezclan sus emociones, que van desde la añoranza y el miedo a la culpabilidad. Siempre había sabido que Prim estaba sufriendo mucho por Katniss, pero nunca me había parado a pensar en que pudiera sentirse responsable de todo lo que está pasando; pero ahora, mirándola a los ojos, se puede ver claramente la sensación de culpa que la invade.
- Prim, no fue culpa tuya -digo, girándome para mirarla a ella en lugar de a la pantalla.
- Sí que lo es. Todo lo que está pasando es mi culpa -le tiembla la voz al hablar.
- Prim...
- No, Gale. No digas nada. Sé que es verdad. Si no fuera por mí, Katniss no habría ido a los Juegos. Si no fuera por mí ella estaría en casa a salvo. Todo es culpa mía.
- Prim -como está evitando mirarme, me pongo justo delante suyo y hago que nuestras miradas se crucen. - Nada de esto es culpa tuya. Mira... se como debes sentirte, pero Katniss no querría que pensaras eso. No querría que ni por un segundo ese pensamiento pasara por tu cabeza.
- Si... ya... Seguro que ahora mismo me odia -dice volviendo a apartar la mirada, dirigiéndola a un hilo descosido de su vestido rosado.
- Seguro que no. Prim... tu eres lo que Katniss más quiere en el mundo. Si se presento voluntaria en la cosecha fue porque no podía permitir que a ti te pasara nada malo. Todo lo que está pasando no es tu culpa, es culpa del Capitolio. No tienes que culparte por algo que no podías evitar. 
Ella asiente en el mismo momento en el que la puerta suena de nuevo. Voy a abrir y la que esta vez aparece frente a mí es la madre de Kaniss.
- Hola Gale. ¿Está Prim aquí? 
- Sí, ha venido hace un rato; no quería ver los Juegos sola.
Ella suspira con alivio y me acompaña al interior de la casa. Cuando Prim la ve se precipita a sus brazos y se funden en un cálido abrazo.

El resto de la noche me siento en una especie de nube. Prim y su madre han accedido a quedarse a cenar con nosotros y mi madre ha preparado un estofado con la poca carne que nos queda, cosa que indica que pronto tendré que ir a cazar. Cualquier otro día del año esa idea habría resultado agradable y emocionante, pero ahora es lo último que me apetece hacer. Sin Katniss, el bosque me resulta un lugar grande y extraño y cada uno de los lugares que en él se esconden me traen más y más recuerdos de Katniss.
La pequeña televisión está encendida. Todos intentamos fingir que todo está bien e intentamos ignorar las imágenes del televisor en las que Claudius y Caesar nos hacen un resumen de los acontecimientos del día. Pero no podemos, por mucho que intentemos no pensar en la arena, es lo único que nos viene a la mente. Cada uno de mis pensamientos se centran en ese árbol rodeado de profesionales y en el que se encuentra la persona a la que más quiero en todo el mundo.
He estado como ausente durante toda la cena, toda la atención que he prestado a sido a mis propios pensamientos y a la pantalla, pero cuando nuestros platos ya están prácticamente vacíos veo a Rue. Está a pocos árboles de distancia de Katniss y le señala algo por encima de su cabeza. Cuando Katniss sigue con la mirada la dirección de sus dedos, la pantalla enfoca lo que ha llamado la atención de la pequeña: un nido de rastrevíspulas.
Estoy demasiado cansado, mis ojos se cierran por momentos y comienzo a ver borroso todo lo que me rodea. Me doy cuenta de que la cabeza comienza a darme punzadas y de que siento un pitido en los oídos. No me doy cuenta de que el himno de Panem ha estado sonando hasta que este cesa y entonces veo sonrisas en las caras de mi madre, Prim y la señora Everdeen. Ver a Prim sonriendo por primera vez desde la cosecha hace que me sienta feliz, aunque no sé cual es el motivo de la felicidad que parece que ha alegrado un poco el desolado salón.
Cuando Prim y su madre se van, me tiro en el sofá y me quedo dormido justo cuando mi cabeza toca el reposabrazos.

Me despierto al oír ruido a mi alrededor. Mi madre me esta llamando. Abro los ojos, pero los vuelvo a cerrar por la luz que entra por las ventanas abiertas. Es muy poca, pero a mis ojos cansados le parece como si estuviera mirando directamente al sol. Cuando me incorporo, un sabor ácido me sube por la garganta y voy corriendo al lavabo con la mirada sorprendida de mi madre siguiendo mi camino. Toda la cena de anoche abandona mi estómago dejándome un asqueroso sabor en la boca. Voy a la cocina y bebo agua.
- Gale, ¿estás bien?
- Mmm... -me siento en el suelo y me sujeto la cabeza con las manos.
- Gale, me tengo que ir a trabajar. Ahora llevaré a tus hermanos a clase. Tú quédate en casa y descansa, ¿vale? Necesitas descansar.
Me vuelvo a tumbar en el sofá y dejo que la inconsciencia me lleve de nuevo.
No he dormido casi nada, solo lo que el dolor de cabeza me ha dejado, pero finalmente me canso y enciendo la televisión.
Acaba de amanecer en la arena y veo a Katniss serrando la rama del árbol en la que están las rastrevíspulas. Recibe tres picaduras antes de que la colmena caiga al suelo y se parta como una nuez. Los insectos salen al exterior y se forma el caos en el comienzo de un nuevo día en los Juegos.


11 comentarios:

  1. ¡Si!Por fin Cristina, has leido ya mi sugerencia? Gracias por este nuevo capitulo y que pobre Gale, se pasa el dia enfermo y en el sofá, me da pena... :/
    Sigue asi :) !
    Por cierto, me afilias? (http://historiaslosjuegosdelhambra.blogspot.com.es/)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Si, por fin!! Jajajaja Sí que leí el comentario, muchísimas gracias! Tu blog también está genial, ahora mismo te afilio :D

      Eliminar
  2. Me encanta :D Yo tengo que retomar el de haymitch, que lo he dejado abandonado >_<
    Un besoo n_n

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias! Si es que ahora con las clases llevar el blog es difícil... :(

      Eliminar
  3. Por fin capítulo! Y ha estado genial. Prim se siente culpable la pobre, y Gale pobre, enfermo, en el sofa, me da pena ver como sufre con Katniss en los juegos. Me encanta la historia.Te afilio.¿me afilias,tu?
    http://thg-unaprofesionaldiferente.blogspot.com.es/

    Y no te preocupes por el tiempo, todos tenemos ocupaciones que nos impidan escribir el tiempo que queramos. Yo por mi parte esperaré impaciente tu próximo capítulo. No importa cuanto tardes.^_^

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Me alegro de que te guste! :D Muchísimas gracias! Claro, ahora te afilio!!

      Eliminar
  4. K guay!! ME ha encantado!! Sigue asi k nosotros esperaremos todo lo k haga falta:)

    ResponderEliminar
  5. Ola!!!!! te queria pedir k afliaras a mi nuevo blog se llama: http://anniecrestaodair.blogspot.com.es/.Esspero k te guste!!!!!!y ahora mismo afilio a tu precioso blog, que por cierto me encanta!El tuyo ya esta afiliado!!
    M.T

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Claro! Ahora te afilio! Me alegro de que te guste el blog *-*

      Eliminar
  6. Me ha encantado pero no vas a actuslizar??? :)

    ResponderEliminar